Mega Travel:Presenta “Israel, un país y mil posibilidades”.


Tel Avivi y Eilat: Amplia oferta de hospedaje e infraestructura turística, ciudades en vanguardistas.

Mega Travel, la Operadora Mayorista de Viajes; presentó ante destacados agentes de viajes las novedades del país de Israel como destino turístico; asimismo las mejores ciudades para visitar y la gastronomía que caracteriza al místico país y ofrece al turismo mexicano.

Carla Guerrero, Gerente de cuenta del Ministerio de Turismo de Israel, explicó a través de la presentación “Israel, un país; mil posibilidades”, que la lejana nación es una democracia vibrante donde cabe el pluralismo de pensamientos, creencias y estrategias, ya que existe una completa libertad de culto y todos los sitios religiosos están abiertos a los feligreses de las distintas religiones del país.

Guerrero señaló a los asistentes que una de las ciudades imperdibles a visitar es Nazaret, ya que se logran ver los más increíbles lugares de esta zona del norte de Israel, pues se “puede sentir el sabor de Oriente Medio, y será una de las experiencias más interesantes y memorables que jamás podrán experimentar en su vida”, ya que es la región en la que hace unos 2000 años poseía una pequeña aldea judía, donde Jesús pasó gran parte de su vida. En época del imperio Bizantino tuvo mucha importancia en el mundo Cristiano. “En la zona también se puede visitar la Iglesia de San José, y la Iglesia de la Anunciación”, añadió.

La representante de la Oficina de Turismo de Israel en México, explicó que la ruta desde Jerusalén hasta el Mar Muerto cae considerablemente hacia el lugar más bajo de la tierra, 1400 pies (427 m) por debajo del nivel del mar, por ello se le conoce como “el punto más bajo del planeta”,  la costa tiene algunas playas a lo largo del camino. “Esta es la oportunidad para sumergirse en la famosa agua salada del mundo”, donde dijo, “se puede comprobar que en realidad si flota el cuerpo humano”, señaló.

Expuso que “es un árido desierto, un barro negro terapéutico y una serenidad infinita; es lo que hace que el Mar Muerto sea un destino turístico único, ya que se puede alojar en uno de los grandes hoteles con vista a la playa, optar por un hotel del Kibutz en el área, o armar una carpa en un sitio de campamento”.

Masada, es donde se puede apreciar la fortaleza de la gran cima, pues es un lugar apasionante con vistas impresionante del desierto y el Mar Muerto en todo su esplendor una vez que se aborda caminando el teleférico.

Guerrero abundó en la amplia oferta de hospedaje e infraestructura turística con la que cuentan ciudades vanguardistas como Tel Aviv y Eilat. Respecto a la ciudad de Eilat ubicada en el sur del país, con hoteles de marcas reconocidas internacionalmente, restaurantes, bares y atracciones turísticas, su característica principal es el Mar Rojo, con su riqueza marina. En este lugar se practican las terapias con delfines, dijo Guerrero. La Reserva Natural Playa de Coral, en el extremo sur de la ciudad, alberga uno de los arrecifes más hermosos, con peces multicolores.

Carla Guerrero subrayó que el destino es extremadamente seguro para visitarlo y recorrerlo y apreciar sus inigualables atractivos que este cardinal país ofrece a sus visitantes, que van desde un recorrido de la Antigua Jerusalén hasta la moderna Tel Aviv, desde las costas del Mediterráneo hasta el insondable Desierto del Neguev, desde las playas de corales del Mar Rojo.

Guerrero indicó que cada vez hay un mayor interés del mercado mexicano en dicho país, ya que de los 3 millones de turistas que recibió durante 2016, 22 mil provinieron de México; y que además de ser un punto clave para el turismo religioso, también ofrece opciones para el turismo de relajación, de aventura y por supuesto, el cultural.

A su vez, enfatizó en que viajar a Jerusalén es impregnarse de la rica historia de ésta antigua ciudad, con todo el peso histórico y religioso, siguiendo los pasos de Cristo, así como Belén, donde nació Jesús, los paseos en barco por el Mar de Galilea, los paisajes en el Mar Muerto. Asimismo los viñedos y paisajes verdes en los Altos del Golan, concluyó.

Volver