Explora Grand Costa Maya.

Grand Costa Maya combina la belleza de Bacalar, Chetumal y Mahahual.

Destinos que invitan a reconectarse con la naturaleza y escenarios del Caribe Mexicano.
Actividades ecoturísticas, paisajes de ensueño y relajación parte de los atractivos.
Hacen de Grand Costa Maya uno de los imperdibles del Caribe Mexicano.

Ubicada al sur del Caribe Mexicano, Grand Costa Maya es una zona privilegiada, que además de contar con múltiples atractivos turísticos, transmite tranquilidad y armonía a sus visitantes en escenarios meramente naturales como playas de suave oleaje, coloridos arrecifes, sistemas lagunares, impresionantes cenotes y zonas arqueológicas, todo esto alejando de las multitudes.

Aunado a su majestuosa belleza, riqueza cultural y calidez de sus pobladores, Grand Costa Maya, conformado por los destinos de Bacalar, Chetumal y Mahahual, es ideal para realizar actividades acuáticas como kayak, buceo y snorkel, entre otras, ya sea en las lagunas o en el mar.

En este paraíso del Caribe Mexicano, existen diferentes opciones ecoturísticas de hospedaje, donde lo principal es conectarse con la naturaleza; una de las favoritas son las cabañas que se encuentran alrededor de la Laguna Guerrero, en Chetumal.  Una excelente opción es El Chital que, caracterizado por haber sido construido con materiales de la región, tiene 7 chozas diseñadas especialmente para que el huésped se sienta en un ambiente íntimo y acogedor. Gracias a su cercanía con la Reserva del Manatí, se puede disfrutar de un paseo en kayak, caminatas por sus senderos o un tratamiento de spa en el corazón de la selva.

Una opción para los más intrépidos es el camping a las orillas de la bahía de Chetumal; Hunabku es recomendada para los visitantes que buscan este singular hospedaje que permite apreciar en la colorida vegetación tropical la diversa fauna que representa al Caribe Mexicano, desde monos, tepezcuintles y tucanes, hasta manatíes y delfines en total libertad. A pocos minutos de Chetumal se encuentra Punta Lagarto, una de las playas más hermosas de Grand Costa Maya, pero también, es una de las menos concurridas, donde es sencillo perderse en el tiempo escuchando los sonidos de la naturaleza mientras se recorre la costera en bicicleta.

Uno de los centros de hospedaje más cercanos de Punta Lagarto es Calderitas, lugar donde gracias a su cercanía con la zona arqueológica de Oxtankah, su infinidad de actividades al aire libre, así como su deliciosa oferta gastronómica, la convierten en una localidad magnífica para vacacionar.

Villa Marcela es uno de los hoteles de más reciente apertura en Calderitas; cuenta con una cancha de pádel y alberca, habitaciones cómodas y equipadas, además de ofrecer a sus visitantes bicicletas para un recorrido durante el atardecer. Además, en la zona se cuenta con varios tours a cayos y pequeñas islas cercanas como la Isla de Tamalcab, el Cayo Dos Hermanos o Cayo Venado, con playas vírgenes de arena blanca y abundante vegetación.

Uno de los puntos obligados en el recorrido por el sur de Quintana Roo es Bacalar, destino que destaca por sus belleza, tranquilidad y autenticidad. Conocido como La Laguna de los Sietes Colores, en este hermoso Pueblo Mágico se pueden realizar actividades como velerismo, kayak por los rápidos y clases de yoga en tablas de paddle. Los imperdibles de esta región del Caribe Mexicano van desde admirar y refrescarse en su laguna, visitar el Fuerte de San Felipe o maravillarse con los cenotes Cocalitos, Esmeralda, Azul y Negro. En algunas áreas alrededor de la laguna se permite acampar pagando una cuota por noche y en el centro de este destino hay hoteles eco-boutique, como Makaabá.

Las localidades de Xul-Ha y Huay-Pix también forman parte del sistema lagunar de Grand Costa Maya; son ideales para la relajación absoluta en medio de escenarios naturales, donde los turistas pueden tener experiencias eco friendly en cabañas cómodas con todos los servicios como la Casa Mía Xul-Ha.   Mahahual es uno de los referentes turísticos más impresionantes, no solo por la belleza del mar que cubre toda su costa, sino también por ser el hogar de Banco Chinchorro, el cual forma parte de la segunda reserva de arrecifes más importante del mundo y que ha sido declarado Reserva de la Biósfera gracias a la biodiversidad de especies marinas que en ella habitan, atractivo que capta la atención de buzos de todas partes del mundo.

Este destino también es punto para llegar a localidades más pequeñas como Xcalak, Río Indio, o Uvero, donde hospedarse es una aventura en posadas y los hogares de los lugareños, quienes reciben cálidamente a los visitantes. Al ser comunidades pequeñas con menor infraestructura, se puede disfrutar de extensiones de naturaleza más preservadas, actividades como la pesca, observación de fauna salvaje y de noches pacíficas a la luz de la luna con brisa del mar.

A orillas del Río Hondo, que divide naturalmente México y Belice, se ubica la comunidad de La Unión, donde se esconde el Cenote Cocodrilo Dorado, uno de los cenotes más espléndidos para el turismo de aventura. Este lugar es imponente a simple vista, y tras una caminata, se puede ver una pared rocosa de 70 metros de altura con fallas, grietas y raíces desde la que se puede descender haciendo rappel. Al tocar la luz del sol, la superficie de esta pared se ilumina con tonalidades amarillas que dan la ilusión de ser el lomo de un cocodrilo, de ahí su nombre.

Grand Costa Maya esconde múltiples atractivos donde la calma, la tranquilidad y los espacios abiertos son parte de las virtudes que cautivan a los viajeros. Lo invitamos a visitar nuestras Redes Sociales y ser testigo de su belleza, con el propósito de que se convierta en tu próxima experiencia en el Caribe Mexicano.

Suscripción

LATAM AIRLINES

DREAMS

Consolid

Volver