Airbus y Boeing: Compiten en Potencial Pedido.

 

Están por pedir 250 aviones.

La oferta de Airbus en catálogo es de US$23,000 millones.

Boeing y Airbus compiten intensamente por conseguir un potencial pedido de American Airlines de 250 aviones. Airbus quiere acabar con el monopolio que tiene Boeing como proveedor de American y para eso ha armado un equipo de financistas y empresas de leasing que ayudarán al fabricante europeo a reunir casi US$6.000 millones en financiación preferente, dijeron fuentes al tanto de la propuesta.

La oferta de Airbus tiene un valor de catálogo de US$23.000 millones, pero incluye un fuerte descuento, aseguran las fuentes. La división de European Aeronautics Defence & Space Co., ha ofrecido a American 130 de sus actuales A320 y 130 del modelo A320neo, la nueva opción más eficiente y con un motor diferente que está previsto que entre en servicio en 2015.

Mientras, Boeing quiere mantener a Airbus lejos de los hangares de American pero está elaborando su oferta de forma que no dañe su posición negociadora frente a otras aerolíneas, dijo una persona al tanto de las conversaciones. Además, el fabricante estadounidense se está apresurando a desarrollar una estrategia para su popular 737 para que compita con los A320 rediseñados.

Boeing afronta una gran presión de American y otras aerolíneas para decidir si va a actualizar o sustituir el 737 de un solo pasillo, avión clave de la flota de American que cubre distancias cortas. La compañía aérea ya encargó más de 50 aeronaves 737. "En este momento, Boeing está en una situación difícil", dijo Adam Pilarski, vicepresidente de la consultora Avitas. "Necesitan convencer a la aerolínea para que les dé unos meses más para anunciar sus intenciones con respecto al 737".

La junta directiva de AMR Corp., matriz de American, podría resolver el duelo de la competencia tan pronto como hoy, según fuentes. American necesita equilibrar su necesidad de sustituir cientos de aviones envejecidos rápida y económicamente, con el riesgo de dañar sus estrechos lazos con Boeing, que fue su único proveedor durante 15 años. American tiene el status de "favorecida" con Boeing, como consecuencia de un acuerdo de exclusividad firmado en 1996 que le concede a la aerolínea condiciones preferentes.

Si American le compra aviones a Airbus, podría perder esas ventajas con Boeing. Añadir Airbus A320 y A320neos a la flota de American, hasta ahora compuesta exclusivamente por aeronaves de Boeing, también incrementaría la complejidad de capacitar a los pilotos, del mantenimiento y del almacenamiento de repuestos. Pero eso podría verse compensado por una caída sustancial en el consumo de combustible, una simplificación de la composición de la flota a medida que se eliminan los modelos más viejos, y una mejora en la posición negociadora producto de tener dos fabricantes compitiendo por los pedidos.

Actualizar una flota de aviones es más complicado que lanzar un nuevo modelo de auto o teléfono celular porque las aeronaves se utilizan durante décadas. Las negociaciones sobre los pedidos normalmente incluyen cálculos sobre su valor de reventa, dado que los aviones frecuentemente cambian de dueño durante su vida útil o son utilizados como garantías de préstamos.

Esa situación presenta un dilema para Boeing porque American no es la única gran aerolínea que está comprando aviones de un solo pasillo. Airbus podría ofrecerlos a United Continental Holdings Inc. o Delta Air Lines Inc, que ya utilizan A320 y son grandes clientes de Boeing. Por lo tanto, Boeing se arriesga a ofrecerle a American—la tercera aerolínea de Estados Unidos por tráfico—miles de millones de dólares en financiación y descuentos y luego enfrentar la misma situación competitiva con otros grandes clientes.

 

Suscripción

LATAM AIRLINES

DREAMS

Consolid

Volver